Lealtad a la fe recibida

¿Quieres puntuar esta entrada?
0 (0)


San Cirilio nos está hablando de la lealtad que debemos tener a la fe recibida, esa fe que nos han enseñado nuestros abuelos, padres, profesores, catequistas, sacerdotes, etc.

También se está refiriendo dos tipos tres tipos de fe:

– A la fe intelectual, los principios y verdades de la fe que recoge el Catecismo de la Iglesia Católica, que nos han enseñado.

– A la fe que nosotros mismos hemos podido ir aprendiendo a base de observar el comportamiento de personas piadosas y santas de nuestro entorno.

– A la fe que Dios nos ha infundido en los sacramentos recibidos (bautismo, comunión, confirmación, etc.) y en la oración que hemos tenido con Él.

Con relación a este punto me gustaría hacer un breve comentario sobre la sinodalidad, palabra que ahora está muy de moda. Parece que, con esta iniciativa del Santo Padre Francisco de abrir un proceso de sinodalidad a nivel global, ahora la Iglesia tenga que escuchar y aceptar todo lo que se diga. Yo personalmente no creo que sea así.

La Comisión Teológica Internacional, en su documento “La sinodalidad en la vida y en la misión de la Iglesia” dice: “La unción del Espíritu Santo se manifiesta en el sensus fidei de los fieles. «En todos los bautizados, desde el primero hasta el último, actúa la fuerza santificadora del Espíritu que impulsa a evangelizar. El Pueblo de Dios es santo por esta unción que lo hace infalible “in credendo”. Esto significa que cuando cree no se equivoca, aunque no encuentre palabras para explicar su fe. El Espíritu lo guía en la verdad y lo conduce a la salvación. Como parte de su misterio de amor hacia la humanidad, Dios dota a la totalidad de los fieles de un instinto de la fe (sensus fidei) que los ayuda a discernir lo que viene realmente de Dios.”

Por tanto sensus fidei es el don de Dios que dota a los fieles del instinto de la fe que los ayuda a discernir lo que viene realmente de Dios. De esto se trata la sinodalidad y las respuestas a las preguntas que tenemos que hacer en los cuestionarios. En las indicaciones se dice que se quiere conocer la opinión de la mayor parte posible de la sociedad, incluso de aquellos que no son cristianos, pero eso no quiere decir que los cristianos nos dejemos llevar por lo primero que se nos pase por la cabeza, debemos DISCERNIR LO QUE REALMENTE VIENE DE DIOS.

Porque así, enlazando otra vez con la catequesis de san Cirilo, seremos leales a la fe recibida.

Deja una respuesta