Ricardo Diez de Ulzurrun López 5 de noviembre de 2017

Uno de los libros más consoladores que hay. Especialmente cuando nos cuesta aceptar la Voluntad de Dios en nuestra vida.

Nos dice San Claudio: «Dios dirige todos los acontecimientos de que se lamenta el mundo. Nadie puede ver las cosas mejor que Dios mismo, puede penetrar en el porvenir, prevé los acontecimientos y el efecto que cada causa debe producir. A veces los accidentes más importunos tienen consecuencias dichosas y, por el contrario, los éxitos más favorables pueden acabar finalmente de manera funesta.»

Descarga en formato PDF
Descarga en formato PDF

Deja un comentario.