Ricardo Diez de Ulzurrun López

Ricardo Diez de Ulzurrun López 22 de octubre de 2017

Cuando aparecen los problemas, los sufrimientos y las miserias, los hombres se acuerdan de Dios, empiezan a ensalzarlo y suspiran por Él. Hay muchos que trabajan desde el amanecer hasta el ocaso bajo la luz del sol…¡sin levantar jamás la mirada para contemplarlo, sin tan siquiera sentirlo, sin pensar alguna vez en él! Hay muchos […]

Ricardo Diez de Ulzurrun López 22 de octubre de 2017

No te olvides de Él, dispersándote en banalidades, para que tampoco Él te olvide cuando tengas que afrontar tus luchas. Acuérdate de Dios, para que Él se acuerde siempre de ti. Así, acordándote de Él y recibiendo Su amparo, recibirás también de Él toda la felicidad. No te olvides de Él, dispersándote en banalidades, para […]

Ricardo Diez de Ulzurrun López 22 de octubre de 2017

San Agustín, Sermo 88, 12-13, 17 sobre la curación de los ciegos de Jericó (Mateo 20, 29-34). “Cuando salían de Jericó le seguía una gran multitud. Y he aquí que dos ciegos sentados a la vera del camino, al oir que pasaba Jesús se pusieron a gritar: ¡Señor, Hijo de David, ten compasión de nosotros! […]

Ricardo Diez de Ulzurrun López 22 de octubre de 2017

La oración es la cima de la felicidad y el agradecimiento; es también defensa contra la tristeza y la desesperanza. La oración es el retoño de la mansedumbre y la benignidad. La oración es la cima de la felicidad y el agradecimiento; es también defensa contra la tristeza y la desesperanza. Así pues, al orar […]

Ricardo Diez de Ulzurrun López 22 de octubre de 2017

Ora de esta forma: “¡Señor, Dios, Padre Omnisciente, abrázame a mí también con Tu paternal y eterna bondad! ¡Señor, Dios, Hijo Redentor, rocíame a mí también con Tu divina Sangre! ¡Señor, Dios, Espíritu Santo, dador de vida, revive mi alma, muerta por los pecados! ¡Santísima Trinidad, consustancial e indivisible, Dios único, Tú que estás en […]

Ricardo Diez de Ulzurrun López 22 de octubre de 2017

I. EJERCICIOS PREVIOS Mucha gente no avanza en la oración por descuidar la preparación previa. Hay veces en que, al querer orar, te encontrarás sereno. En este caso no necesitas ningún ejercicio previo. Sin más, concéntrate, invoca al Espíritu Santo, y ora. Otras veces, al inicio de la oración, te sentirás tan agitado y dispersivo […]