Ricardo Diez de Ulzurrun López 5 de noviembre de 2017

LUCAS 2, 1-20

1 En aquellos días se promulgó un edicto de César Augusto, para que se empadronase todo el mundo. 2 Este primer empadronamiento se hizo cuando Quirino era gobernador de Siria. 3 Todos iban a inscribirse, cada uno a su ciudad. 4 José, como era de la casa y familia de David, subió desde Nazaret, ciudad de Galilea, a la ciudad de David llamada Belén, en Judea, 5 para empadronarse con María, su esposa, que estaba encinta. 6 Y cuando ellos se encontraban allí, le llegó la hora del parto, 7 y dio a luz a su hijo primogénito; lo envolvió en pañales y lo recostó en un pesebre, porque no había lugar para ellos en el aposento.

8 Había unos pastores por aquellos contornos, que dormían al raso y vigilaban por turno su rebaño durante la noche. 9 De improviso un ángel del Señor se les presentó, y la gloria del Señor los rodeó de luz. Y se llenaron de un gran temor. 10 El ángel les dijo:

— No temáis. Mirad que vengo a anunciaros una gran alegría, que lo será para todo el pueblo: 11 hoy os ha nacido, en la ciudad de David, el Salvador, que es el Cristo, el Señor; 12 y esto os servirá de señal: encontraréis a un niño envuelto en pañales y reclinado en un pesebre.

13 De pronto apareció junto al ángel una muchedumbre de la milicia celestial, que alababa a Dios diciendo:

14 «Gloria a Dios en las alturas y paz en la tierra a los hombres en los que Él se complace».

15 Cuando los ángeles les dejaron, marchándose hacia el cielo, los pastores se decían unos a otros:

— Vayamos a Belén para ver esto que ha ocurrido y que el Señor nos ha manifestado./em>

16 Y fueron presurosos y encontraron a María y a José y al niño reclinado en el pesebre. 17 Al verlo, reconocieron las cosas que les habían sido anunciadas sobre este niño. 18 Y todos los que lo oyeron se maravillaron de cuanto los pastores les habían dicho. 19 María guardaba todas estas cosas ponderándolas en su corazón.

20 Y los pastores regresaron, glorificando y alabando a Dios por todo lo que habían oído y visto, según les fue dicho.

Deja un comentario.

Como casi todo el mundo, nosotros también usamos cookies. Si continúas usando este sitio, aceptas su uso. Quiero más información

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia mientras navegas por el sitio web. De estas cookies, las que se categorizan como necesarias se almacenan en tu navegador ya que son imprescindibles para el funcionamiento de las funcionalidades básicas del sitio web. Pero también utilizamos otras cookies de terceros que nos ayudan a analizar y comprender cómo utilizas este sitio web. Estas cookies se almacenarán en tu navegador sólo con tu consentimiento. Pero el hecho de optar por no utilizar algunas de estas cookies puede tener un efecto en tu experiencia de navegación.

Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Acepto», estarás dando tu consentimiento a esto.
Política de confidencialidad

Cerrar